ActualidadARTÍCULOS

La delincuencia en el Perú, un fenómeno social y migratorio.

La delincuencia en Perú es un problema que está preocupando a toda la sociedad en común. En los últimos meses, se ha observado un aumento en la actividad delictiva por parte de bandas criminales y extranjeros que operan en el país.

Las bandas criminales han incrementado su presencia en diversas ciudades peruanas, y se dedican a actividades como el narcotráfico, la extorsión, el robo y el crimen organizado. Estas organizaciones suelen reclutar a jóvenes para que se unan a sus filas, lo que genera un círculo vicioso de violencia y criminalidad.

Delincuencia en Perú
Según los resultados del presente semestre en análisis (marzo – agosto 2023) clic en la imagen para ver las estadísticas.

Por otro lado, la presencia de extranjeros involucrados en actividades delictivas también ha ido en aumento. Se estima que hay ciudadanos provenientes de países vecinos, como Colombia y Venezuela, que participan en el tráfico de drogas, secuestros, la prostitución y el robo en el territorio peruano. La falta de un correcto control migratorio sin un filtro seguro para evitar que mafias como “el tren de Aragua” ingresen, hacen del Perú un país atractivo para estas organizaciones delictivas, las cuales han aprovechado las vulnerabilidades que se presentan en todo el litoral peruano.

Otra causa que agrava la situación es la crisis política en la que se encuentra el país, con graves acusaciones de corrupción hacia altos funcionarios del gobierno. Estas entidades, son las encargadas de perseguir el delito, pero su preocupación va más encaminada en mantener su puesto de trabajo y en no ser hallados culpables de algún delito en el que podrían estar inmersos. Ha pesar de todas las limitaciones existentes, las buenas autoridades peruanas han realizado esfuerzos para combatir la delincuencia, llevando a cabo operativos policiales y trabajando en la prevención del delito. Sin embargo, la situación sigue siendo preocupante, y se requiere de una acción coordinada entre diferentes instancias gubernamentales para hacer frente a este problema de manera efectiva.

En este contexto, gran parte de la población exige medidas más extremas en la lucha contra el crimen, como la expulsión de extranjeros indocumentados o que no sustenten algún arraigo económico que aporte al país, así como activar un plan Bukele, en donde se haga un referéndum para que sea el ciudadano de a pie el que elija permanecer o no en los pactos internacionales, todo ello con el fin de que la policía junto a las fuerzas armadas puedan desarticular y apresar a estas bandas criminales sin trabas burocráticas o normas que protejan más al delincuente.

Además, es importante no solo enfocarse en la represión de la delincuencia, sino también en abordar sus causas subyacentes, como la pobreza, la falta de oportunidades y la exclusión social. Promover el desarrollo económico y social en las zonas más vulnerables del país es fundamental para reducir la incidencia delictiva y brindar alternativas a los jóvenes que podrían caer en la tentación de unirse a bandas criminales.

La delincuencia en Perú por parte de bandas criminales y extranjeros representa un desafío importante para el país. Se requiere de un enfoque integral que combine la represión del delito con medidas para abordar sus causas profundas, con el fin de lograr una sociedad más segura y justa para todos sus ciudadanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
Instagram
Tiktok